miércoles, 21 de septiembre de 2011

Fantasias Sexuales


Todo el mundo tiene una Fantasía Sexual. Y el que diga que no, miente.
La mía es hacerlo en una playa. De noche. Tirados en la arena y las olas mojándonos los pies.
Pero no se va a realizar (por eso es una fantasía…) porque donde vivo no hay playa. Así que seguiré esperando (pero a encontrar a alguien. No a que la playa venga hasta aquí…).

Una de las fantasías sexuales de muchas mujeres es hacer el amor de forma salvaje (bueno, eso a mí tampoco me importaría…). Llegar a casa, que tu pareja esté preparando la cena (esto de por sí solo ya sería una fantasía), acercarte a él por detrás, arrancarle el delantal y hacerlo en la mesa de la cocina... Pero creo que esta escena, llevada a la vida real, no sería muy práctica: con las piernas colgando, clavándote un tenedor en la nuca, y desollándote el culo con el rallador del pan.

No. Creo que no es buena idea. Aunque en las películas mezclen sexo y comida, y salga bien, no quiere decir que a nosotros nos vaya a quedar tan limpio y morboso. Como en “Nueve semanas y media”.  Con las fresas, el melocotón en almíbar, a ellos les queda una escena explosiva, pero ¿qué tiene de sexy hacer macedonia encima de tu pareja? Porque el almíbar tiene una característica muy poco erótica, y es que a los tres minutos se seca... y se queda como el Loctite. Pero como en la película cortan, tú no te enteras de eso hasta que te da por probarlo en casa y no es lo mismo. A ti te toca irte a la ducha, con la cabeza pegada a la de tu pareja, con el culo en pompa y caminando hacia atrás. Como dos siameses.

Pero la muestra más clara de que las fantasías nunca deberían llevarse a cabo es cuando tu pareja se empeña en hacer el amor en la bañera. Aquí la fantasía es conseguir hacerlo sin romperte nada. Para empezar... muy, pero que muy erótico.... no es. Él se mete, y se queda encajado en la bañera, con las rodillas en las orejas, y el periscopio intentando asomarse. Y va el cachondo y te dice:
-¡¡Venga, métete!!
Y claro, como él ha cogido el mejor sitio, a ti te toca poner el culo encima del tapón y que te dé el grifo en la nuca. Y entonces empieza a moverse todo apasionado. ¡Y se monta allí una marejada...! ¡Chaf, chaf...! Aquello parece "La Tormenta Perfecta"...
Entonces te dice:
-Vamos a probar otra postura ¡Ponte tú encima!
En ese momento se sale el tapón y el desagüe te hace ventosa... y piensas "este ha organizado un trío sin avisarme" Y cuando te das cuenta de que es el tapón le dices:
-¡¡Que se sale el agua, que se sale el agua!!
Y él: No te muevas, busca el tapón...
Tú, tanteando, agarras lo primero que encuentras...
-Y él grita: ¡¡Eso no es el tapónnn joderrr!! ¿no ves que hay dos?
En ese momento, ya solo se te ocurre una solución:
- Cariño, ¿por qué no nos vamos a la cama?... Pero a dormir ¿eh?
¡¡¡QUE AHORA SÍ QUE ESTOY AGOTADA!!!

4 comentarios:

belkis dijo...

Jajajaja, me he meado de la risa, qué bueno!
La verdad es que muchas fantasías sexuales tienen que permanecer en eso, en meras fantasías. Supongo que es porque quizás temamos inconscientemente que si las llevamos a la práctica, nos defraude muchísimo y nos sintamos algo idiotas por haber estado soñando tanto tiempo con aquello.
Y a pesar de todo...yo creo que vale la pena intentar hacerlas realidad. ¿Por qué dejar dentro de nuestra imaginación el morbo de algo y no probarlo en nuestro cuerpo a ver si el resultado es el imaginado? También podría ser que la sorpresa fuera mayúscula y en positivo.
Yo tengo varias fantasías sexuales e incluso personas que son mi fantasía, es decir, el simple hecho de poder estar con un tipo en concreto lo convierte en mi fantasía (de esto ya hablé yo una vez, creo).
Besote
Ah!: Para que el almíbar no se quede reseco y luego tire la piel, lo que hay que hacer es chuparlo, chupar mucho hasta que el azúcar desaparezca.

Luna Ardiente dijo...

Claro que vale la pena intentar que las fantasías se cumplan, aunque luego no sean como esperamos. Pero por intentarlo que no quede... Lo dificil: encontrar a alguien con quien cumplirlas! Dificil, por lo menos en mi caso.
Yo también tengo personas que son mi fantasia (ya lo sabes...) y hacerlo con él, ya sería una fantasía al cuadrado! jajaja
P.D. Me apunto también lo de chupar el almibar!! jajajaja
Un besote!

Rele dijo...

Pues sí, me he reido como hace bastante no lo hacía. Despues de leer tantos textos eróticos me encuentro con la cruda verdad, tu cruda verdad.

Si, la idea de cocinar, y follar al lado , encima y debajo de la comida es maravillosa, de pelicula. Lo que la película no muestra es el después del desastre, pero Y ESO QUE IMPORTA? si te quedó la cabeza pegada, NO IMPORTA, si se te secó el almibar en tu sexo y sientes raro, QUE IMPORTA? vete a la ducha o a la tina con tu pareja y bañense juntos, a ver si no terminan teniendo sexo de nuevo? Eso es algo que tampoco mostraron en la pelicula, y sabes por qué? porque no pasó, a la pobre le tocó bañarse sola!




mydirtybussiness.blogspot.com

Luna Ardiente dijo...

Rele, me alegro un montón de que te haya gustado mi post. La verdad es que me divertí mucho mientras lo hice.
Y es que en las peliculas sólo nos enseñan lo "bonito", pero todo lo que les ha costado llegar hasta allí lo omiten, por eso tu luego te pones a probar en tu casa (que con esto no estoy queriendo decir, que yo haya probado todo esto...) y claro, el resultado no es el mismo. Aaayyy cuánto mal ha hecho el cine a nuestra mente!! jejeje